Desde la trinchera de la comunicación, es un deber hacer una campaña que genere una respuesta en la audiencia,
y junto a la oficina local, se presentó varios motivos que convocan a distintos países de la región,
del continente y del mundo a tomar una posición.
Porque la Amazonía quizá sea el último lugar de la esperanza para el planeta.




Y el mensaje dejo de ser de unos cuantos,
PARA SER DE TODOS.




Pero, aún sigue.




¡EXPLORA, iNSPIRA, HAZ!